Esta semana vamos hablar de como podemos fotografiar el frió.

Seguramente, pensaréis que esas personas que viven en zonas donde hay nieve lo tienen mucho más fácil. Puede que sí, pero como ya os he dicho alguna vez que otra… Teneis que ir más allá.

En este post, os voy a dar diferentes ideas para que podáis fotografiarlo, aún no viviendo en una zona nevada.

Que está muy, muy frío… Pensar, algo que tenéis todos en casa, en el congelador. ¡Exacto! los cubitos de hielo. Es algo que todos tenemos a nuestro alcance y que con ello podemos realizar maravillosas capturas.

Intentar usar la imaginación y crear algo diferente con ellos; Hacer cubitos con flores o frutas, fotografiar una bebida llenita de ellos, solos encima de una mesa…

¿Qué os parece si hacemos una sesión de fotos a nuestras mascotas? Puede llegar a ser muy divertido. Achuchar a vuestras mascotas, ponerle orejeras, mantas por encima…

También podéis utilizar las mantas para reflejar el frío que hace en el ambiente, ya sea poniendotela a modo de capa, mientras estas leyendo un libro en el sofá o de cualquier otra manera.

Como veis, hay muchas maneras a parte de un paisaje nevado para reflejar el frío en vuestras fotografías. Pero si tenéis la suerte de tener ese paisaje nevado, no lo dejéis escapar.

Fotografiar las gente haciendo algún deporte de invierno o una bonita estampa del paisaje.

Os podría dar alguna que otra idea más, como por ejemplo: haciendo todo lo contrario al frío, con una taza bien caliente entre las manos. Pero… os voy a dejar que le deis vueltas al tema 😉

Y hasta aquí el post de hoy ¿Os ha servido de inspiración? Espero que sí y que publiqueis unas fotografías preciosas para el reto “52 semanas, 52 fotos”