Hoy os traigo un post sobre mi experiencia con la copa menstrual y porqué decidí usarla.  Hacia tiempo que quería probarla, ya que había escuchando experiencias positivas. Al final me decidí por la Lily cup compact, que es plegable y va con su estuche para poder llevarla siempre encima.

¿Qué es una copa menstrual?

La copa menstrual es una barrera en forma de copa que se inserta en la vagina durante la menstruación para retener el flujo menstrual. El flujo menstrual se queda en la copa retenido y es tan fácil como vaciarla, lavarla y volver a introducirla. Está fabricada de silicona de grado médicoque no produce alergias, ni productos químicos que puedan ser absorbidos por nuestro cuerpo y no produce irritaciones vaginales y no genera residuos.

  • 100% Silicona extra suave de grado médico

  • Hipoalergénica, libre de ftalatos y BPA

¿Cómo se utiliza?          

Usar la copa menstrual es muy fácil, solo falta un par de ciclos para acostumbrarse a colocarla. Yo uso el pliege en V, pero hay diferentes maneras de doblarla para colocarla. Una vez doblada hay que introducir la copa completamente y comprobar que esté bien puesta. Si no se ha abierto, o no está bien oclocada hay que sacarla y volver a introducirla. Yo cuando me daba la sensación de que no estaba abierta del todo, la movía un poco y se acababa de colocar bien.

Para extraer la copa hay que tirar suavemente del extremo de la copa. No hay que tirar mucho de ella porque va colocada bastante abajo. Yo la he sacado con facilidad, la tienes que doblar un poco para que pierda el vacío y después lo que hago es clavar un poco la uña en el palito sobresaliente para tirar de ella, y apretar los músculos del suelo pélvico.

Una vez fuera hay que vigilar para no ensuciarte, tirar el contenido en el WC, limpiar y volver a colocar 🙂

MI EXPERIENCIA CON LA COPA MENSTRUAL

Mi experiencia personal con la Lily Cup compact es totalmente satisfactoria.

  No sé cómo he vivido tantos años sin ella.

¿Qué pasó cuando usé por primera vez la copa menstrual? Me quedé sorprendida porque una vez puesta no se nota nada,  yo realmente me olvidé que tenía la menstruación. solo en una ocasión noté molestia y era que no estaba bien colocada del todo, me la quité me la volví a poner y listo.

Una de las cosas que me preocupaba antes de comprobar la Copa,  era su vaciado y en este aspecto a día de hoy no he tenido problema. La primera vez que me coloque la Copa,  a las 4 horas la retiré pensando en que estaría llena hasta arriba y cuál fue la sorpresa… que solo había una cuarta parte de la Copa llena.

Así que sí, lo que decían era cierto… dura 12 horas sin extraerla. Sólo tengo que colocarme la Copa antes de salir de casa y extraerla por la noche 😁 Y en el caso de tenerla que quitar fuera de casa, seguro que podría buscar un baño con lavamanos para poder cambiarme (hay un buen margen de tiempo). 

Otra de las grandes ventajas que he notado al usar la copa menstrual, es que no tengo sequedad vaginal, ya que la copa recoge y no absorbe como los tampones.

Y por supuesto estoy muy feliz porque es respetuosa con el medio ambiente. Al ser reutilizable, el impacto en el entorno será mínimo.

Y para rematar del todo, tiene una durabilidad de ¡10 años! me voy ahorrar un dineral en tampones y compresas. 🙂

Y vosotras, ¿Usáis la copa menstrual?